Neurodiversidad y las redes sociales

La Neurodiversidad fue conocida hace muy poco, tiene la finalidad de describir las amplias y variadas diferencias que están en el cerebro humano, por ejemplo: las redes sociales como TikTok, Twitter y Clubhouse han jugado un papel especial en ese cambio.

Para muchos las redes sociales le han dado la prueba para darse cuenta que son neurodivergentes, fue muy valioso durante la pandemia, ya que las personas con cerebros diversos se pudieron comunicar con otras personas en internet y relacionarse.

El movimiento de la neurodiversidad

Según estudios de neurodiversidad arrojaron que entre un 15% y 20% de la población a nivel mundial se considera neurodiversa, durante 1990 existió un movimiento que creo conciencia sobre la neurodiversidad.

Este se considera un movimiento de justicia social y ha adquirido una conciencia general, la educación y la investigación son cada días más importantes en la forma en que se ven algunas discapacidades y afecciones neurológicas.

Dificultades con el diagnóstico

Existen muchos personas que luchan cada día por ser diagnosticadas y recibir apoyo, por ejemplo: Rosie Thomas un chicha de 33 años fue diagnosticada con TDAH y esta decidió convertirse en tutora y trabajar para apoyar a personas como ella.

El proceso de obtener un diagnostico formal puede ser algo costoso, pero muchas personas no siguen esta ruta, a pesar de que buscan ayuda profesional y tiene buenos beneficios.

Por ejemplo las personas con problemas de autismo tienen comportamientos como conductas repetitivas que se confunden con conductas repetitivas y se pueden confundir con comportamientos obsesivos.

Apoyo en las redes sociales

Existen muchas personas que en la actualidad están buscando ayuda en redes sociales, muchos descubren que pueden ser autistas a través de las comunidades en internet,

El uso de los hashtag permite preguntar a las personas con experiencias vividas de autismo por ejemplo, todo lo que quieren saber, ha hecho que sea fácil encontrar a otras personas con las cuales te identificas.

Por ejemplo, publicas una pregunta y los seguidores interactúan entre sí comparten cosas y se ayudan unos a otros.

Difícil para las mujeres

Las mujeres tienen menos probabilidad de ser diagnosticadas, los médicos y profesionales de la salud pasan por alto los síntomas, al momento de realizar una prueba de autismo el hombre tiende a tener un comportamiento estereotípico.

El camuflar es una estrategia utilizada para disminuir las características autistas, compensar las dificultades sociales, estas se puede usar de manera consciente o no.

En el caso de TDAH, las mujeres se muestran atentas, pero los hombres son hiperactivos e impulsivos, por ejemplo: En la escuela si apruebas un trabajo y están callados, el maestro puede pensar que estas bien. Los alumnos hiperactivos son alborotados y debido a esto le llaman la atención.

Estigma

Este existe a la hora de admitir y hablar sobre neurodivergencia, son muchas las personas que se sienten avergonzadas por el estigma asociado con el TDAH. Y que ven en las redes sociales un canal para sobrellevar su situación.

Por ejemplo, los cerrajeros se apoyan en las redes sociales para ofrecer sus servicios, pero muchos de estos apoyan a personas con diversas condiciones neurodivergentes.

Previous post WhatsApp llega con sorpresas para el futuro
Next post La compra de Twitter es suspendida