La compra de Twitter es suspendida

Hace unos meses se supo por medio de los diversos portales noticiosos del mundo, y las redes sociales, que el millonario Elon Musk (padre del vehículo inteligente Tesla, y el programa espacial SpaceX) haría la adquisición de la red social de microblogging Twitter, sin embargo ha habido diversas irregularidades en torno a esta compra por un valor de cuarenta y cuatro mil millones de dólares.

Musk, quien podría ser para algunos una suerte de cerrajero tecnológico que abrió nuevas puertas, comenta que ha retirado su oferta por esta red social porque se han violado varias cláusulas en torno al acuerdo de adquisición, por lo cual la red social Twitter acudirá a los tribunales.

Pero, ¿por qué todo este alboroto? Aquí te contamos.

Musk retira su oferta de la mesa de negociación

Esta telenovela tecnológica ha entrado su etapa cumbre tras tres meses de debates, dimes y diretes. Sin embargo, quien es calificado como el hombre más rico del planeta, tras haber retirado su oferta de compra por diversas irregularidades detectadas por él  respecto a los acuerdos de compra con la red social nacida en Sillicon Valley; razón por la cual Twitter ahora inserta un recurso ante los tribunales estadounidenses en contra de Musk.

El fin de las negociaciones por la adquisición de Twitter podría terminar en que Musk tendría que pagar la suma de 1000 millones de dólares por haber incumplido su parte de los acuerdos que habían firmado previamente. Una de las razones primordiales de que Musk se retractara de la adquisición es por la existencia de perfiles falsos (o irregulares); recordemos que entre las condiciones para la adquisición estaba el hecho de que tras twitter compartir su data con Musk respecto a sus usuarios, la totalidad de perfiles irregulares fuese igual, o menor, al 5% del total; cuando Musk recibe la data éste no se fía de ella.

Bret Taylor, presidente de Twitter, declaró que en su empresa se encuentran enfocados en completar la transacción en el precio ofrecido por el magnate el 13 de abril del presente año; por lo cual Taylor insertó un recurso ante el Tribunal de Equidad de Delaware para poder concretar la fusión de las empresas. Cabe destacar que Taylo defiended a capa y espada las estadísticas entregadas a Musk indicando que los bots, y perfiles falsos, no exceden el 5% del total de usuarios presentes en la red social; mientras que Musk afirma que esta cifra realmente excede el 20% (4 veces más de lo indicado por Twitter).

El tema de la presión inflacionaria es lo que tiene contra las cuerdas a Taylor y toda su compañía, con la gran recesión económica que se vive actualmente en los Estados Unidos no vemos un futuro prometedor para la fusión de ambas empresas donde el propio Musk ha tenido que reducir su nómina, al igual que Taylor, en sus empresas.

¿Qué pasará durante los restantes cinco meses del año? No lo sabemos. ¿Musk logrará comprar Twitter? ¿Taylor logrará presionar a Musk para que cumpla con su palabra? Queda esperar más noticias al respecto, así que no nos atrevemos siquiera hacer un pronóstico al respecto.

Previous post Neurodiversidad y las redes sociales
Next post Un candado ¿inteligente?