Conoce las principales técnicas de robo en comercios

Los propietarios de viviendas no son los únicos que deben luchar contra la delincuencia. Los comercios necesitan contar con excelentes medidas de seguridad, para evitar ser víctimas de robo en sus instalaciones. Aquí te daremos a conocer algunas de las más comunes.

Robo topero

Este ocurre, cuando el ladrón ha decidido forzar las puertas del negocio, con ayuda de alguna herramienta que pueda cumplir el papel de una palanca, uno de los más comunes es el destornillador.

Vale señalar que existen dispositivos que podrían ayudarte a prevenir este tipo de robo, solo necesitas contratar a un cerrajero rápido profesional, quien te podrá brindar toda la orientación al respecto.

Butrón

Esta es una técnica que requiere de mayor elaboración y tiempo de ejecución, ya que consiste en la realización de un boquete en paredes o puertas, con el objetivo de acceder al interior del comercio.

También se han presentado casos en los que los delincuentes deciden hacer el boquete desde el tejado o incluso han accedido a través del alcantarillado y realizan el boquete desde el suelo.

Escaparatista

Consiste en una técnica bastante arriesgada, porque deben romper el cristal de las vitrinas o escaparates que están en el negocio, y con ayuda de alguna herramienta que tenga forma de gancho, el delincuente puede recoger con gran rapidez todos los productos posibles de los mostradores.

Según los profesionales en el tema, este tipo de robo lo realizan en horas del cierre del negocio, como el mediodía.

Encalomo

Esta técnica es poco usada en la actualidad, sin embargo, es ideal tener en cuenta todas las opciones y así poder estar preparados contra cualquier intento de robo en tu negocio.

El encalomo consiste en que el ladrón decide esconderse en el negocio con todas las herramientas que considere necesarias, hasta que éste se queda solo, de esta manera podrá robar todo lo que le apetezca en el lugar, para luego poder salir de ahí con las manos llenas.

Tablerista

Es una técnica de robo, en la cual el ladrón decide hacer un ataque directo a la puerta, empleando alguna herramienta como taladro, martillo, sierra, entre otras. La idea es hacer un orificio en la puerta, de manera que sea posible introducir la mano, para abrir la cerradura.

Alunizaje

Es un tipo de robo con fuerza, el cual requiere de un vehículo. Este se emplea para romper la puerta o el escaparate del comercio. Luego los ladrones recogen toda la mercancía que puedan y se dan a la fuga.

Lanza térmica

La técnica emplea una herramienta muy específica, la cual consta de un tubo relleno de varillas de hierro, las cuales han sido enriquecidas con silicio. Este tubo se acopla, con ayuda de una válvula, a una bombona de oxígeno. Al ser utilizada de manera correcta, esta lanza podrá alcanzar temperaturas de hasta 5000 grados, la cual será capaz de derretir cualquier material.

Las técnicas que se acaban de explicar, son las más utilizadas por los ladrones en la actualidad, pero esto no tiene que ser motivo de preocupación. Si quieres proteger tu negocio de cualquier ataque delictivo, te recordamos que puedes contratar a un cerrajero profesional, quien podrá evaluar los puntos débiles de la seguridad de tu local y hacer las mejoras pertinentes.

Previous post Un candado ¿inteligente?
Next post Conoce el perfil de los ladrones de viviendas